jueves, 30 de enero de 2014

Una flor llamada "amor"

Un brote pequeño nacía entre la hierba cortada en la mañana, un pequeño e indefenso brote verde. Era maravilloso, el sol leal, lo alimentaba todos los días; la lluvia le daba de beber; la tierra, fértil y fuerte, le propiciaba todo lo que necesitaba para crecer.

Se acercaron tormentas, pisadas, cortes, pero la pequeña flor seguía imponiéndose ante todas las adversidades, seguía con las raíces forjadas al suelo, con su tallo creciendo cada día más.

Un día la flor creció, un clavel rosa, hermoso y orgulloso de su preciosa forma, había sobrevivido a todos los problemas que la vida le había planteado. Era realmente bellísima, pero un día, un hombre arrancó la flor de raíz, y se la regaló a una mujer, ella se alegró de verla, lo abrazó y se besaron.

Con el tiempo la flor perdió su hermoso color, su firme porte, y se terminó marchitando, pero una nueva flor se había formado en ese hombre y esa mujer, una flor llamada AMOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario